Credo

En su traducción del latín – creo -; es una palabra que fundamenta mí propia ideología, que sin ser lo suficientemente basta, es consiente y consistente en mi forma de pensar y actuar (que estoy seguro (y que bueno), que no ha todo conocido le agrada).

A lo largo de éste mes de existencia de “La hora cero”, podrán percatarse del tipo de escritos y post´s que comparto; NO tienen un mensaje contundente, precisamente porque mi intención es mostrar información para ser interpretada por el lector. NO hay crítica, ni especulación porque mi deber es articular mi forma de vivir y de sentir, además de disfrutar la expresión que soy dichoso de promover en todo momento y con todas las personas.


Se puede o no estar de acuerdo en cualquier cosa, y eso da sentido a la relatividad y subjetividad en las personas, se puede actuar, pensar y discernir desde la postura de necio o de recio, al final de cuentas la realidad está y la única forma de llegar a ella es por medio del conocimiento (es una postura realista). De ninguna forma me gusta ser pretencioso de mi propia persona y me gusta respetar tanto al sabio como al ignorante en su dedición o lucha por la verdad y ten por seguro que si te estimo en menor o mayor medida, lucharé por encontrar la verdad comenzando por la confianza mutua y la paciencia.


Estoy convencido que la integridad da vida a la trascendencia y la forma de ser integro depende del desarrollo de los valores fundamentales del ser humano (postura axiológica), sigo sin entender a las personas que piensan que conocerse a sí mismo es algo imposible y de cierta manera me dan lastima por su poca voluntad y bloqueo de su libertad. Es preciso el auto conocimiento, no puedes vivir contigo mismo siendo un extraño. Sólo así te aceptarás a ti mismo y encaminarás de manera gloriosa la verdad hacía la sabiduría, la voluntad hacía querer el bien; y en unión de ambas facultades ser libre, es decir, tener la capacidad de autodeterminarse a sí mismo en lo inacabable de la imperfección humana (postura Aristotélica-Tomista). Esto es parte de mi credo.

Se es en la medida en que se excluye Nietzsche-.

La confianza es la mitad del triunfo -Napoleón (-no Gómez Urrutia-).

gsua.jpg

 

Anuncios

3 Comments

  1. Mucho más filosófico, poetico y real de lo que jamás imagine. Es un honor “leerte” tan crecido después de tanto tiempo…. Felicidades!. Sabrás más de mi

    Responder

  2. Hola, cuando me aburro de los deportes (cuando es trabajo se torna aburrido creemelo) me gusta dar la vuleta por blogs (lugares por excelencia para encontrar contenidos alternos). Me gusta el tuyo, es un placer leerte… sobre este asunto de “conocerce a si mismo” te recomiendo un libro que ando leyendo, se llam “El libro Negro” de Orham Pamuk, es muy interesante esa busqueda de identidad vista desde el punto de vista de un oriental (occidentalizado), la novela ademas es entretenida desde el punto de vista de la trama (consigue atraparte) ademas de que Pamuk es un exelente escritor (para mi su mejor novela es “Me llamo rojo” tambien te la recomiendo aunque no es tan existencialista)
    un caluroso saludo
    Edgar

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s