Todo se olvida al despertar

blake_wielki_czerwony_smok_i_niewiasta_obleczona_w_slonce2.jpg

Primero comenzar en la oscuridad de la vista, como si la luz fuese inexistente, in presente, con la cualidad de cegamiento, de inutilidad del sentido. Te permite permanecer inerte, cautivando y cultivando la negra verdad que te seduce a la razón.

Y como primer reflejo este es el primer demonio que surge cuando hay amor, cuando la razón es olvidada y el recuerdo fecunda todas las esporas que en esquirlas flotan por el aire, con rumor a pereza, con silencio inmortal.

Y ese mismo recuerdo añora al siguiente demonio; la incertidumbre, que con cara de Miguel es más Luzbel, como meteoro surcando el horizonte, rompiendo la atmósfera; incandescente toma fuerza para impactarse en lo noble, en el equilibrio natural de un mundo al que le gusta florear en primavera y deshojarse en otoño. Y es el pecado de la nobleza la que permite a la ignominia progresar, pero sobre todo es la necedad a lo muerto lo que no me deja vivir. Ese es el demonio mayor, el que nunca pude advertir, al que siempre me venció.

Hoy como pocos días la ilusión se convierte en demonio, merodeando la conciencia, picoteando el corazón ya desangrado, pero que aún palpita sin razón, cuando una pequeña luz en aquella inmensa soledad; es precisamente una ilusión y nada más. Ilusión de lo que algún día, sí, sólo un día fue y me fue suficiente. Así soy yo después de haber acariciado la felicidad… Y por supuesto que se aprovechan de eso.

Así son los demonios, creados por la esencia de la libertad, en su plena capacidad de crear mundos irreales, pero Dios les tendió una trampa perpetua; todo se olvida al despertar y Dios también me tendió una trampa; pagar.

Porque el cielo y el infierno están aquí, en la realidad, en la Tierra.

Aun así; purgo todo, hasta lo que pensé, con tal de encontrarla o en su defecto de que vuelva a amarme.

Hizo una pregunta: cómo arreglar a un corazón cansado… y yo pregunto: cómo arreglar un corazón herido.

Anuncios

3 Comments

  1. Me encanta el título del post! Después de la tormenta viene la calma podría ser su analogía, pero más allá de eso, es díficil olvidar ciertas personas o sentimientos arraigados en el corazón. Dios no esta haciendote purgar nada, aunque sea dificil de entender el sabra porque hace las cosas.

    Felicidades por tu blog, cada vez mejor! Un abrazo

    Responder

  2. ¿Por qué?

    No sé si valga la pena divulgar que me estoy muriendo.
    Que en el desierto de silencios,
    Una boca que no he tocado ni con el pensamiento
    Me desprenda de mi cuerpo.
    No sé si valga la pena confesar que me gusta la muerte
    Que el intento de escuchar como se ahoga mi corazón
    Se ha vuelto mi principal consuelo.
    No sé si es válido tampoco sobrevivir a la tristeza
    Utilizarla como ancla de ideas y exprimirla
    Imaginar a través de las lágrimas
    Como si fueran lentes que contraen la realidad
    Y la mejoran.
    No sé si las palabras alcancen a desbordar mis venas
    ¿Qué más da?
    Si mis párpados se puedan cerrar en una noche como ésta
    En donde mis manos te recorren y se clavan
    Desandando viejas penas.
    Y mi soledad se calla
    Y mi pensamiento vuela
    Y mi corazón se muere
    Y tu corazón no llega.

    ABEL VELASQUEZ

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s