¿Cómo le decimos a los actuales partidos políticos que no los necesitamos?

Dentro de la sociedad existen diversos gremios dedicados a múltiples labores, profesiones que han acompañado al hombre a través de los siglos y profesiones que surgen según las necesidades sociales diacrónicamente.

Estos gremios de profesionistas especialistas sobre algún tema, forjan a lo largo del tiempo una forma de pensar y actuar que se diferencia de otras por medio de la práctica y el argot (lenguaje específico utilizado por un grupo de personas que comparten unas características comunes por su categoría social, profesión, procedencia, o aficiones.).

 

Tal es el caso de los doctores, que utilizan términos de médicos que una persona sin esos conocimientos no puede entender, así, si te mencionan que un paciente necesita una nefrectomía izquierda, puede ser que no sólo te confundan sino también que te espanten (significa que te extirparán un riñón).  Seguramente si un mecánico te menciona que a tu auto se le descalibró el termostato, por tu mente pasará que te quieren ver la cara y que sólo le falta el ajuste de un tornillo. Y en otro tenor, si escuchas a un mercadólogo decir que una campaña debe buscar el word of mouth y el viral marketing para atender a un target según su nivel socio demográfico, seguro te surgirán muchas dudas de qué es lo que en realidad te está vendiendo…

 

Lo mismo sucede con la clase política, cuando escuchamos a los políticos hablar, es cómo si estuviéramos escuchando otro idioma completamente desconocido, por ejemplo; cuando algún secretario de estado menciona que se está actuando bajo la normatividad correspondiente para preservar el estado de derecho, yo me imagino que se están haciendo bien gueyes en sus labores y que tienen un listado de excusas inentendibles para la sociedad (además de utilizar lenguaje manipulador; por ejemplo “La crisis que nos vino de fuera”).

Los políticos mexicanos actúan y sirven a los intereses de quien representan: Los partidos políticos y sus grupos de poder. Desde 1920 hemos construido un sistema ineficiente (gracias al PRI), con carencias en todas sus aristas de desarrollo social, cultural, educativo y tecnológico.

El secuestro de la democracia por parte de los partidos políticos es sólo parte de la historia contemporánea de México, ya que, como lo hemos visto a través del tiempo, los sistemas inoperantes caducan tarde o temprano.

Si bien es cierto que nuestra democracia tiene apenas 20 años de una ejecución medianamente aplicada, lo verdadero es que la alternancia política se vera limitada por el sistema creado en los últimos 80 años. Ningún partido político podrá hacer los acuerdos suficientes y necesarios con la oposición para el progreso del país (véase el caso de Fox y Calderon). Por más reformas propuestas que se den, se verán limitadas por la ley que delimita su campo de acción y por los demás intereses políticos que actúan en consecuencia de la burocracia institucional que tanto nos carcome.

Entonces, ¿Para qué los necesitamos? ¿Para qué mantenerlos? ¿Para que digan que representan la voluntad del pueblo? ¿Para que reciban grandes presupuestos para alimentar sus aparatos de poder? Creo que no. Creo que no los necesitamos como son, necesitamos una nueva clase política, basados en una misma idea de progreso, desarrollo y democracia. Capaces de construir a México a largo plazo, optimizando los recursos e invirtiendo en lo verdaderamente importante: educación, seguridad y salud.

Los políticos no deberían ganar tanto dinero y deberían transformar su publicidad política (manipulación) en comunicación política (retroalimentación y diálogo), ahora que la Era de la Información está en plena madurez, en fin tantas formas diferentes y precisas de actualizar ésta sociedad en decadencia.

La magia está en las palabras

Cuando las palabras se brindan, los pensamientos seguramente ya aparecieron; intempestivos surgen y detienen la pureza del sentimiento para formar una oración. A veces compleja la sintaxis, demuestran lo que los pensamientos consideran como correcto; orgullosos y carentes de sentido pierden el poder de la sinceridad.

Debieran surgir nuestras palabras desde el corazón para hacer vivir la magia.

La magia de crear a partir de la voz, de los sonidos compartidos, del entendimiento y la comprensión. Es así como se construyen acuerdos entre los seres y los sentimientos, y nos protegemos del ego del pensamiento.

Sólo así, conectados profundamente con el corazón y la palabra, veremos surgir una nueva clase de pensamiento que no este ligada al aferramiento y al sufrimiento, y podremos respetar los acuerdos entre nuestra mente, corazón y acción, seres más congruentes consigo mismos, dispuestos a descubrir en realidad la realidad.

Perspectivas.

influenza

Fuente: AP

http://conciencias.wordpress.com/

Mi perspectiva es generar conciencia de que esté fenómeno sanitario tendrá repercusiones en todo el mundo.

Muchos pensamientos llegan a mi mente, tratando de concluir algo acerca de la actual pandemia de la influenza porcina y la “información” que tenemos como sociedad mexicana.

Cuando escucho el discurso de los representantes del gobierno, sé (y no por intuición) que la información oficial no es del todo verdadera, que sólo mitiga una pequeña parte de lo que los mexicanos debemos saber, y que más bien, establece un discurso para tapar la dimensión local de la enfermedad y el escaso control que se tiene en nuestro país.  Esa será su estrategia para apaciguar el pánico colectivo.

Creo que sería muy difícil concluir algo en estos momentos, pero es muy importante que estemos informados por todos los medios posibles, es importante que compartamos información para fortalecer nuestro criterio y aumentar nuestro conocimiento, generar conciencia en nuestro entorno. Tal vez sea la única forma de empezar a contestar tantas preguntas que surgen en la mente de todos y sirva para activarnos como sociedad frente a la crisis que vivimos, dejar el miedo a un lado y abrir los ojos a lo que puede ser posible.

No se pueden saber las consecuencias de lo que esto generará a México, pero esperemos que nos sirva para crecer, ser más unidos y despertar del sueño del establishment tan primitivo que nos carcome…

Al día de hoy la pandemia a cobrado alrededor de 148  victimas oficiales, el problema ha puesto en alerta al mundo entero; se han confirmado enfermos en 5 países, la influenza está considerada en Fase 4 de 6 pandémica por la OMS (Organización Mundial de la Salud), y en México se ha impuesto una dictadura sanitaria.

Los invito a compartir más información sobre sitios de interés. 

Comparto links a diarios electrónicos de varios países, para incrementar el nivel de perspectiva e información de la influenza porcina.

México

http://www.eluniversal.com.mx/noticias.html

http://www.jornada.unam.mx/ultimas/

http://www.milenio.com/portal/index2.php

Perú

http://peru21.pe/noticia/278783/habilitan-ambiente-hospital-carrion-caso-se-presente-gripe-porcina

http://www.elcomercio.com.pe/

Chile

http://www.lanacion.cl/

Argentina

http://www.clarin.com/

Francia

http://www.lemonde.fr/

UK

http://news.bbc.co.uk/

Canada

http://www.cbc.ca/news/

Uruguay

http://www.observa.com.uy/

EU

http://edition.cnn.com/

http://www.nytimes.com/

España

http://www.lavanguardia.es/

En wikipedia

Un poco de Dios

Podremos renegar de la oración, porque fuimos mal educados a sentirla, nos criaron con el pensamiento vomitivo de que la oración son una serie de palabras escupidas y memorizadas, sin sentirlas, sin dedicarlas, sin convencerlas.

Podremos renegar de los diversos Dioses creados por iglesias y sus reglas, y sus metodologías, o sentir sinsentido a lo divino o a lo espiritual… Y vivir en una época de agnosticismo y falso ateismo.

Pero hay algo que siempre será superior al ser humano y su esencia; la existencia de la verdad, de la libertad, de la justicia, de la belleza, del amor. La existencia de la presencia, de la historia, de la naturaleza, del universo. Todo eso es más grande que nosotros y a su vez tenemos las facultades para descubrirlo por medio de la abstracción; eso es Dios (sin barba blanca y túnicas, sin dedos poderosos, ni pisos de nube).

Dios es todo y las iglesias sólo son las formas humanas para conocerlo, son medios para el fin. Dios es la abstracción absoluta y la única forma de conocer una parte de él, es por medio de la experiencia y la práctica espiritual; como quieran, con el nombre que quieran y bajo las normas que quieran, por eso somos libres.

En esto cree un servidor y lo comparto porque creo que la oración y la meditación funcionan, porque es esperanza, porque es anhelo y honestidad, cariño, intención, preocupación, fe y eso se traduce en energía y la energía también es Dios.

Comparto esto con ustedes no creyendo tener la verdad y tratar de convencer, simplemente es lo que he aprehendido en la vida y de la forma humilde en la que más disfruto a Dios y para quien no este de acuerdo espero que esto le sirva para reflexionar, cuestionar y reafirmar sus creencias.

Salud!